Conquistadora

India Pale Ale

Gravedad Final: 1.013 SG (1)
Alcohol x Vol: 6.5%
Amargor: 58 IBUs (2)
Color: 6.6 SRM (3)

El estilo India Pale Ale es un subproducto del imperialismo británico. A veces la genialidad se esconde tras las más innobles empresas.

Imagínense a un colono británico, llamémosle John Stewart, empleado administrativo de la Compañía de las Indias Orientales en Bombay, soportando un calor de morirse y deseoso de paladear una buena bitter como haría cualquier hijo de vecino en Worcestershire. Pero no, él tenía que conformarse con la cerveza putrefacta que viajaba 4 o 5 meses en barriles sacudidos por el oleaje de alta mar y maltratados por la humedad, los cambios de temperatura y las pestes de las bodegas de los barcos.

 

Nada indica que fuera él, pero quizás fue a ese mismísimo empleado municipal -o quizás al cervecero inglés George Hodgson, nunca lo sabremos- al que se le ocurrió la idea de aumentar el nivel de alcohol y la cantidad de lúpulos del dry hopping (4) en las Pale Ales para que las cervezas estuvieran mejor protegidas contra la contaminación durante el viaje y soportaran los calurosos tránsitos por el ecuador. O quizás fue todo producto de una hermosa casualidad. Pero así es cómo, inverosímilmente, nació uno de los estilos más populares de la industria cervecera en la actualidad.

 

En nuestra opinión, y en el mejor de los mundos posibles, la Conquistadora es una cerveza para beber a unos 9ºC (5), en un día soleado, con las patitas en la arena y un pescado crujiendo en la parrilla. Y ya que estamos en el mejor de los mundos posibles, le agregamos un cheesecake con maracuyá de postre que se lleva de maravillas con el lúpulo Citra de esta IPA de ensueño. Soñar no cuesta nada.

 

Ejemplos de cervezas de este estilo: la Citra, de Kern River Brewing Company (USA); cualquier IPA de la Maine Beer Company (USA) y las mexicanas Astillero, de Aguamala; y Messias, de los BeerBros hecha en honor al mejor futbolista del mundo.

NOTAS AL PIE PARA EL BEBEDOR CON ESTILO

(1) Peso/Gravedad específica (SG, Specific Gravity) indica la densidad de un líquido. El agua es la norma a través de la cual se mide el peso específico del resto de los líquidos, y se establece en 1,00; lo que significa que la densidad del agua es de 1 kg por litro. Hay dos mediciones principales de densidad que se toman en elaboración de la cerveza: una antes y otra después de la fermentación. La medida tomada antes de la fermentación se llama gravedad original (OG), y la medida tomada cuando la fermentación ha finalizado se denomina gravedad final (FG). La diferencia entre estas dos mediciones indica la cantidad de azúcar ‘consumido’ por la levadura durante la fermentación y, por ende, la cantidad de alcohol que ese proceso dejó en la cerveza final.

(2) IBU es una sigla definida por la Sociedad Americana de Químicos Cerveceros que significa International Bitterness Unit (Unidad Internacional de amargor) y se usa para medir cuán amarga es una cerveza. Según EL BJCP (Beer Judge Certification Program) el amargor para el estilo American Pale Ale ronda entre los 30 y los 50 IBUs.

(3) Es el método de referencia estándar para el color de la cerveza. Standard Reference Method. El color en SRM será 10 veces el valor de absorción de media pulgada (12,75 mm) de cerveza en la longitud de onda de 430 nm. Facilísimo!

(4) Quizás por su parentezco con las canabáceas... quién sabe.

(5) Hay un par de mitos acerca de la temperatura de servicio de las cervezas mencionados por Ratebeer que vale la pena reproducir aquí: el primero es que la cerveza debe servirse bien fría. Los cerveceros industriales quieren hacerte creer esto y la razón por la que lo hacen es que la sensación de frío inhibe los receptores de sabor en la lengua. ¿Alguna vez probaron una cerveza industrial a 13 grados? Hay excepciones, pero en general no es una experiencia recomendable.

El segundo mito dice que la cerveza inglesa se sirve a temperatura ambiente. Claro que, más allá del estándar que indica unos 21ºC como referencia, la temperatura ambiente de Manchester no es la misma que la de Tulum, por ejemplo. Pero al margen de eso, cuando los ingleses hablan de temperatura ambiente para servir sus cervezas, se refieren a 'cellar temperature' o temperatura de bodega o cava, que anda entre los 12 y los 14ºC. Nosotros opinamos que, si bien hay temperaturas recomendadas de servicio para diferentes estilos de cervezas, esto entra en el terreno de las preferencias personales. 'Para gustos, los colores' dijo un amigo uruguayo.

Hablando de colores, se puede establecer una regla general entre los tonos de las cervezas y sus temperaturas de servicio: las cervezas claras se disfrutan mejor frías; las oscuras y pesadas, tibias o cercanas a temperatura ambiente; y todas las que quedan en el medio, frescas o a temperatura de cava.

Muy frío (0-4ºC): cualquier cerveza a la que no quieras sentirle el sabor.

Frío (4-7ºC): Hefeweizen, Kölsch, Lager, Pilsner, Golden Ale, Berliner Weisse, Belgian White, Duvels.

Fresco (8-12ºC): Pale Ale, Amber Ale, California Common, Dunkelweizen, Sweet Stout, Stout, Dry Stout, Porter, Lambicas y Gueuzes, Faro, Belgian Ale, Bohemian Pilsner, Dunkel, Dortmunder/Helles, Vienna, Schwarzbier, Ahumadas, Altbier, Tripel, Irish Ale.

 

Cava (12-14ºC): Bitter, Premium Bitter, Brown Ale, India Pale Ale, English Pale Ale, English Strong Ale, Old Ale, Saison, Bière de Garde, Baltic Porter, Abbey Dubbel, Belgian Strong Ale, Bock, Scotch Ale, American Strong Ale.

 

Tibio (14-16ºC): Barley Wine, Abt/Quadrupel, Imperial Stout, Imperial/Double IPA, Doppelbock, Eisbock.

 

Caliente (70ºC): Quelque Chose, Liefmans Glühkriek,  y algunas ales de invierno, oscuras y especiadas.